[REPORTAJE] EN BARCELONA, LAS CAMARERAS DE PISO SE PLANTAN CON LA ESCOBA

Las camareras de piso han decidido hacerse oír y van a organizar una manifestación el próximo lunes 27 de febrero, durante la primera jornada del Congreso Mundial del Móvil de Barcelona. Precariedad y bajos salarios: denuncian sus malas condiciones de trabajo.

No es nada nuevo, Barcelona es una cuidad turística. Cada año atrae a millones de visitantes provenientes de todo el mundo. Se alojan en hostales, apartamentos turísticos y, por supuesto, en hoteles. Según los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera, en 2016, los hoteles y los establecimientos hoteleros de la ciudad  han registrado 20 millones de pernoctaciones en total y han alojado a 7,5 millones de turistas. En 12 años, solamente en Barcelona, las reservas se han duplicado. Detrás de estas habitaciones impecables se esconden las camareras de piso. Pero en Barcelona, al igual que en el resto de España, la gran mayoría no están contratadas directamente por los hoteles, sino por empresas externas. Los hoteles prefieren externalizar este servicio en lugar de contratarlas como parte integrante de sus plantillas.

Para ellas, las externalizaciones han supuesto un empeoramiento de sus condiciones de trabajo. Precariedad, salarios bajos y presión por parte de los hoteles, son solamente algunos de sus numerosos problemas. Para denunciar los abusos, han decidido crear en 2016 la Asociación Las Kellys. El nombre no ha sido elegido al azar, es un juego de palabras: “la Kelly, la que limpia”. El movimiento nació en las redes sociales en 2014. Camareras de diferentes hoteles y ciudades de España han comenzado a intercambiar opiniones sobre sus experiencias en el trabajo. Un año más tarde, crearon grupos territoriales en los principales puntos turísticos del País, antes de constituirse en una verdadera Asociación.

Las Kellys dirigiéndose a su presentación

Un empeoramiento de las condiciones de trabajo

Contactada por Equinox, Isabel Cruz, responsable de comunicación de Las Kellys, nos explica que en Barcelona, las trabajadoras empezaron a reunirse en el Col·lectiu Ronda, una cooperativa de abogados que ofrece formación y consulta gratuitos a colectivos. «Hemos hecho mucho trabajo con los colectivos feministas, asociaciones de vecinos, plataformas por el derecho a la Salud, etc . (…) Éste ha sido un año muy intenso, de trabajo diario y de toma de conciencia. Gran parte de este trabajo ha sido invisible pero indispensable para llegar hasta aquí». Al día de hoy, Las Kellys se movilizan a través de acciones y manifestaciones.

Para ilustrar las malas condiciones de trabajo en la ciudad, el hotel Hilton Diagonal Mar Barcelona, «un hotel emblemático», representa el ejemplo perfecto para Isabel. Este establecimiento de lujo consta de 433 habitaciones repartidas en 20 plantas. Las camareras de piso que trabajan aquí son contratadas por External Outsourcing S.L. Vania, 49 años, es una de las más antiguas. Ella nos cuenta que «antes, una camarera de piso hacía entre 14 y 15 habitaciones al día. De repente, nos informaron de que teníamos que hacer casi 30 en 8 horas de trabajo, lo que resulta imposible. Y si necesitamos 9 horas para hacerlas, esa hora extra no es remunerada, y es problema nuestro.»

Un salario de 2 euros por habitación

A parte de la carga de trabajo, los salarios se han reducido de casi un 40%. «Antes una camarera cobraba entre  1.100 y 1.200 euros, mientras que ahora el salario ronda entre los 700 y 800 euros (…) Los precios pueden variar pero en relación trabajo-horario se nos paga alrededor de 2 euros por la limpieza de una habitación». En el Hilton Diagonal Mar hay unas cuarenta camareras de piso que nos aseguran que sacar el trabajo no es fácil. «Hay poco tiempo entre la llegada y la salida de los clientes para limpiar, además hay que mover kilos de lencería y material y desplazarse a pie de una planta a otra». Cuando hablamos del tema de los descansos,  Vania se muestra cansada «puedes desayunar sólo si  ves que te da tiempo de terminar el trabajo. Y está prohibido comer un sandwich en el puesto de trabajo.  (…) Muchas camareras  prefieren ser despedidas a matarse».

De hecho, los problemas de salud son muchísimos. El partido Podemos ha revelado que el 85,36% sufren de lumbalgia y el 80,48% de dolores cervicales, sin contar los problemas musculares, las depresiones y el cansancio crónico (ver noticia en La Vanguardia). Para que estas condiciones cambien, Vania y sus compañeras piden unirse y luchar juntas para terminar con «los contratos basura y tener el derecho a estar incluidas en el convenio colectivo de hostelería».

3

Reducción de costes

¿Por qué los hoteles han decidido externalizar el departamento de piso? Por la crisis económica, nos contesta Vania. Y sin embargo, el Hilton no conoce la crisis. Según ella «tienen dinero para hacer reformas e inaugurar una nueva piscina, pero no para tratarnos bien». Contactado por Equinox, el Hilton Diagonal Mar Barcelona opta por el doble discurso. «Estamos comprometidos con las prácticas éticas y responsables, un entorno de trabajo positivo dentro del hotel según la legislación y las normas en vigor. Pedimos a las empresas externas con las que trabajamos que mantengan este compromiso con los trabajadores en nuestros establecimientos» nos contesta un portavoz del hotel. Debido a la causa judicial en curso no podemos saber más. Algunas trabajadoras han recurrido a la justicia para denunciar sus condiciones de trabajo.

Se entiende como el sistema de externalizaciones no ha sido elegido casualmente por los hoteles. En julio de 2016, según el periódico El Economista, la externalización hotelera ha conocido su punto más alto para el departamento de piso, la lavandería y el minibar. Entre las ventajas, habría «una mejor especialización y una economía de costes», con costes fijos reducidos considerablemente. Según muchos expertos, el 60% del personal de los hoteles será externalizado de aquí al 2019.

4

El movimiento de Las Kellys es cada vez más popular. Empieza incluso a atraer la atención de los políticos. «Podemos ha presentado medidas para defender a las camareras de piso, y aunque no hayamos aún tenido la oportunidad de trabajar con ellos, sí nos gustaría hacerlo» nos confiesa Isabel Cruz.

Esperando a que las cosas cambien, Las Kellys siguen movilizándose. El lunes 27 de febrero día en que se inaugura el Mobile World Congress, estarán frente al Hilton Diagonal Mar para protestar una vez más contra sus condiciones de trabajo.

Texto original por Leisli Singla, en Equinox.



Mira aquí cómo fue la concentración.

Contacta con Las Kellys Barcelona

Anuncios

Un comentario en “[REPORTAJE] EN BARCELONA, LAS CAMARERAS DE PISO SE PLANTAN CON LA ESCOBA

  1. Me parece estupendo lo que hacen me uno a nuestro esfuerzo por hacer entender a los ricachones dueños de hoteles y empresas que las contratan que sin bosotras los hoteles no funcionan. Ánimo y luchemos por cambiar esa injusticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s