Las kellys, la lucha de las camareras de piso. Organizar lo imposible.

Las Kellys, como organizar lo imposible. Forman parte de un ejército obligado a ser lo más invisible posible. Son las que limpian nuestras habitaciones cuando vamos a un hotel o aparthotel. A penas nos cruzamos con ellas por los pasillos, mientras empujan los carros de lencería de un piso a otro.

regalo
Mensaje de unos clientes a las kellys, después de una concentración en Lanzarote.

Su tarea es limpiar y desaparecer. Desde hace meses, en todo el territorio español, están haciendo ruido y cada vez es más difícil que no se les oiga. Son las camareras de piso. Se han organizado y han creado una Asociación luchando dentro y fuera de los hoteles para mejorar sus condiciones de trabajo. Son Las Kellys -nombre que nace de un juego de palabras- “las que limpian” las habitaciones de los hoteles. Son casi todas mujeres, los hombres representan una excepción.

Las Kellys se organizan

En marzo del año pasado deciden presentar oficialmente el que es el grupo más fuerte, el de Myriam, el de Lanzarote. “Organizamos una presentación invitando a políticos, sindicatos, abogados, jueces y trabajadores. Acudieron más de 300 personas y aprovechamos la ocasión para contar a todo el mundo -había muchos periodistas- nuestra situación, no solamente en Lanzarote, sino en toda España. Sin pelos en la lengua. Desde entonces es una lucha continua para volver a conquistar nuestros derechos y unas mejores condiciones de trabajo“.

Las armas de “Las Kellys”

Para cambiar las cosas todos los medios sirven. Continúan con las redes sociales pero, cada vez más, crean redes reales, entre personas de carne y huesos. Presentan denuncias, escriben cartas, organizan manifestaciones a las puertas de los hoteles que no respetan los contratos y los derechos de las trabajadoras. Sobretodo, y Myriam quiere dejarlo claro, se hace fuerte hincapié en la promoción y en la participación de la prensa, para tener la mayor visibilidad posible. A estas “armas” se unen las acciones de los inspectores. “Las inspecciones deberían comprobar la existencia de irregularidades y poner multas a las empresas además de exigirles que contraten más personal, que no se firmen contratos en fraude de ley, que se respeten los turnos de trabajo, etc. Usando a la prensa como arma de presión mediática, hemos logrado que la Inspección de Trabajo llevase a cabo campañas especificas para comprobar todas estas irregularidades. Solamente en Canarias se han descubierto 4000 contratos en fraude de ley”.

Protagonismo y participación

Para terminar, no podemos olvidarnos de aspectos importantes. Nos referimos a la inmensa disponibilidad que todas las kellys han demostrado. Su amabilidad y la humildad que reflejan sus voces. El entusiasmo que hace que hablen sin parar, sin cansarse ni querer interrumpir la conversación. Eran invisibles pero hoy, gracias a su lucha, ya no lo son. La participación hizo que se conocieran, que se reconocieran como parte de un todo que les une a pesar de la distancia. Protagonistas de un destino que hasta ahora se les imponía desde lo alto, y que ahora han aprendido a controlar desde las bases. Y aquí están las kellys: salen de las habitaciones de los hoteles, de sus ciudades, de su País y tocan, amablemente pero con fuerte determinación, a nuestras puertas. Y nosotros no podemos quedar sordos…

Texto original en Clahcityworker , por Clash City Worker

Contacta con Las Kellys

 

Anuncios

5 comentarios en “Las kellys, la lucha de las camareras de piso. Organizar lo imposible.

  1. Soy camarera de piso y nos están esplotando al máximo. Donde trabajo se hacen 22 y 23 habitaciones y 8 y 10 salidas nadie habla por miedo. Kiero saber donde están en las Palmas de Gran Canaria para unirme a ustedes. Gracias

  2. Soy camarera de piso y nos están esplotando al máximo. Donde trabajo se hacen 22 y 23 habitaciones y 8 y 10 salidas nadie habla por miedo. Kiero saber donde están en las Palmas de Gran Canaria para unirme a ustedes. Gracias

  3. La verdad q me parece excelente esta lucha ya como se saben q es un trabajo muy fuerte y poco remunerado me siento muy contenta de k hallamos sido escuchadas

  4. Es una verguenza yo lkeno 4 subrogaciones mos tienen esplotadas a todas es una verguenza una camarera de piso cos 17 años de experiencia. La oaguen 800 y 700 euros por hacer 20 habitaciones. Gracias chicas por estat luchando

  5. Les daré personalmente mi agradecimiento por su trabajo y dejaré mi protesta a la dirección por usar esos negreros.
    Muchos besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s