En Madrid las camareras de piso dicen basta a la precariedad

Éste es el lado oscuro del turismo en España. Detrás del “sol y playa”. Los contratos precarios, horas extras no pagadas, la caída de los salarios, el deterioro de las condiciones de trabajo, las limpiadoras de los hoteles han decidido decir “basta”. En los últimos meses, “Las Kellys“, como se hacen llamar (por “Las que limpian”), multiplican las manifestaciones a las puertas de los establecimientos hoteleros para denunciar “la explotación” de la que dicen ser víctimas.

Camarera de piso limpiando el exterior de una ventana
Madrid, 2011 (Paul Hana; REUTERS)

Todo comenzó en el año 2014 por testimonios en Internet. Al ser desde el anonimato, varias camareras denunciaron contratos injustos que aceptan para salir del paro, en un país donde el 21% de los trabajadores están desempleados. Poco a poco se van uniendo, a veces a escondidas para no arriesgarse a ser despedidas. Hoy en día la Asociación cuenta con más de 500 miembros.

Una primera victoria

Decepcionadas con los sindicatos “que no las han defendido lo suficiente”, Las Kellys han tomado medidas: cuelgan en las ventanas de las habitaciones que limpian señales para que los turistas tomen conciencia de su situación u organizan piquetes. En junio ganaron una de sus primeras batallas legales en Lanzarote, en las Islas Canarias, contra la empresa Alterna BPO; la cadena hotelera Barceló le había subcontratado los servicios de limpieza. Pagándoles mucho menos de lo fijado en el convenio colectivo del sector de Hostelería, ya que la empresa de limpieza se definió como una empresa de multiservicios; recibieron una indemnización.

“Nuestro trabajo siempre ha sido difícil, inseguro y mal pagado, pero desde la crisis y la reforma laboral nunca había visto, en veinte años de profesión, este nivel de explotación.”

Dijo Isabel Rodríguez, fundadora del grupo de Las Kellys Barcelona.

“Las nuevas camareras han perdido todos los derechos que habíamos ganado en los últimos años: vacaciones pagadas, librar algunos fines de semana, los horarios con antelación… Hoy por hoy a menudo están a la libre disposición de los gestores del establecimiento.

En tela de juicio, la externalización de los servicios de limpieza es cada vez más frecuente en hoteles hacia empresas de servicios que rompen los precios.

“Con la reforma laboral los principales hoteles han establecido personal de limpieza o de lavandería a bajo coste y haciéndole el juego a empresas externas para reducir los gastos a expensas del respeto de los convenios colectivos y los derechos de los trabajadores”

Dice el abogado Alex Tisminetsky, del Col·lectiu Ronda. Especializado en derecho laboral, aconseja a Las Kellys y está luchando para conseguir el reconocimiento de las enfermedades profesionales (lumbago, ciática, etc.) por parte de la Seguridad Social.

“La última moda es que nos pagan por habitación, a 1,80€. Sabemos en qué momento iniciamos la jornada, pero no a qué hora termina.”

Añade Isabel Rodríguez.

“Mientras tanto, las cadenas hoteleras hacen millones en ganancias. ¡Pero <<no somos el Tercer Mundo>>!”

Texto original en: Le Monde, por Sandrine Morel.

Contacta con Las Kellys

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s