Las Kellys reivindican su autonomía sindical y política

Las camareras de pisos de la Asociación Las Kellys denuncian varios “intentos de apropiación” de su nombre por parte de Podemos y CCOO: “No se trata del quién, sino del cómo”

prou.jpg
La agrupación de las camareras de piso es de empoderamiento y visibilización con voz propia, con una tabla reivindicativa y unos mecanismos de participación interna inclusivos

Hace dos años, dos trabajadoras decidieron crear un grupo de Facebook: la agrupación de camareras de hotel “Las Kellys”, “las que limpian los hoteles”. En los últimos seis meses han crecido exponencialmente fuera de las redes, actualmente, ya hay grupos de trabajo constituidos en Catalunya, Andalucía, Canarias y Madrid. Se trata de un colectivo que sufre unas condiciones laborales muy degradadas a pesar de los beneficios del sector hotelero. Frente a la dispersión sindical, trabajadoras de hotel de diversos lugares decidieron agruparse al margen de las siglas sindicales o políticas de cada una para defender una tabla reivindicativa común.

Los intentos de apropiación del nombre de Las Kellys las ha llevado a constituirse en Asociación y reivindicar públicamente su autonomía, para reivindicar la autogestión y la coordinación autónoma como sus rasgos identitarios

A pesar de que la autogestión y la coordinación autónoma son sus señas de identidad, los intentos de apropiación por parte de CCOO y Podemos las ha llevado a constituirse en Asociación y reivindicar públicamente su autonomía. Los dos episodios más recientes han sido la presentación de una Proposición No de Ley (PNL) por parte de Podemos en Mallorca -el pasado 5 de mayo- y una charla organizada por Guanyem Badalona con el título “Sindicalismo y nueva política”, el pasado 27 de abril.

Propuestas legislativas ‘en nombre de’ Las Kellys

La experiencia con Podemos en Tenerife y en Mallorca ha consistido en una petición de apoyo “sin facilitarnos los textos o hacerlo a última hora”. En el caso de Mallorca, su discurso “no se ajustaba a lo que esperaban”. “No se trata de acciones aisladas o puntuales” plantea Isabel Cruz -miembro del grupo de trabajo de Las Kellys Barcelona-. La formación liderada por Pablo Iglesias anunció en diciembre el impulso de varias PNL sobre las condiciones laborales de las camareras de piso en hasta diez parlamentos autonómicos y también en el Congreso de los Diputados español.

yop.jpg
Charla con la participación de Las Kellys Barcelona en la Pl. Revolució de la Vila de Gràcia con motivo del Primero de Mayo

“El primer incidente con Podemos fue en marzo con una PNL en el Cabildo de Tenerife anunciada como producto del trabajo con Las Kellys. Nos enteramos por las redes. Tenemos un grupo muy activo en Lanzarote y no sabían nada, en Tenerife no había ningún grupo de Las Kellys, pero sí hay afiliadas y liberadas de CCOO “, explica Isabel Cruz, miembro del grupo de trabajo de Barcelona y una de las impulsoras de los grupos de trabajo. “Nos pareció un uso de nuestro nombre para no visibilizar que estaban trabajando con CCOO”, continúa Cruz. Entonces, Las Kellys respondieron en público valorando positivamente la iniciativa pero puntualizando “que no había sido elaborada con nuestra colaboración, aunque, si querían trabajar con nosotras, seguro que algún grupo cercano estaría encantado”. A pesar de la puntualización y el ofrecimiento, Podemos Tenerife no ha rectificado el anuncio público que ha realizado en las redes sociales y la misma dinámica se reprodujo. Esta vez con motivo de la presentación de la iniciativa por parte de Podemos en Mallorca, el pasado 5 de mayo.

“Necesitamos vuestros DNI para entrar al Congreso”

La segunda ocasión, hace tres semanas. En este caso, dos días antes de presentar la iniciativa empezaron a entrar con comentarios a diferentes grupos de Facebook de Las Kellys de varias ciudades, que decían literalmente “necesitamos vuestros DNI para entrar al Congreso para apoyar una medida que nos beneficia”, relata Cruz, matiza: “no contaban qué medida, ni de la mano de qué partido, ni con quién se había trabajado y decidimos no dar difusión”. Isabel Cruz insiste en que “en ningún momento se ha recibido ninguna comunicación formal sobre lo que se presentaba en el Congreso de los Diputados ni en el acto público”. Creen que esta negativa a visibilizar la iniciativa de Podemos está relacionada con la aparición de grupos con nombre confusos y considera que “tal vez sí están contactando camareras de pisos”, añadiendo que creen que “están usando la estructura de CCOO para trabajar y el nombre de Las Kellys para legitimarse, porque si convocas como tal sindicato no te viene ni el tato y no puedes hacer la foto que necesitas “.

Para la presentación de la PNL en Baleares, sí recibieron una invitación formal de Podemos, sin embargo, “el interlocutor de Podemos, como no consiguía el discurso que quiere, decide buscar una Kelly por su cuenta ofreciendo un vuelo gratis a Mallorca”, denuncia Cruz. “Nosotras queríamos que nos pasaran el texto de la PNL para poder conocer qué teníamos que apoyar”, lo facilitaron pero “pidiéndonos confidencialidad, <<no sea que alguien lo coja y la mejore>>”. Este hecho las llevó a comprobar que, efectivamente, “el texto era muy mejorable, era un brindis al sol donde prácticamente no se detallaba nada -ni siquiera ratios de inspecciones de trabajo por número de trabajadoras-, era una declaración de intenciones propagandística donde, incluso, se conservaban los espacios en blanco para poder ser adaptada a cualquier comunidad autónoma “. Finalmente, declinaron participar. “Nuestra intención es tener nuestro propio ritmo, agenda y objetivos, pero por ejemplo, la relación con Podemos nos ha trastornado varias veces porque no han respetado nuestros mecanismos”.

“Sindicalismo mayoritario y nueva política”

Con este título, Guanyem Badalona anunciaba un acto los días previos al Primero de Mayo, donde participaban los secretarios generales en Catalunya de CGT, CCOO e Intersindical-CSC. En el cartel se anunciaba la participación de “representantes de Las Kellys”. Nuevamente, se enteraron por las redes de la organización del acto.

Según explica una Kelly, llamaron a la organizadora del acto y miembro de CCOO y le ofrecieron, “ya que estábamos anunciadas en el cartel, la posibilidad de participar o que rectificaran la difusión”

Según explica Isabel Rodríguez, vecina de Badalona, militante de la formación política y miembro de Las Kellys, “contactamos con Guanyem Badalona y, sorprendidos de nuestra llamada, le pasa la nota a Carmen Martínez, organizadora del acto y miembro de CCOO “. Cruz añade: “creemos que Martínez evitó contactar con nosotras para poder seleccionar camareras de piso favorables al discurso de CCOO”. Como no recibió noticias, consiguieron el teléfono de Martínez y le ofrecieron, “ya que estábamos anunciadas en el cartel, la posibilidad de participar o que rectificaran la difusión que se estaba haciendo en las redes”. La respuesta de Martínez, según Cruz, fue “ni una cosa ni otra, que todo estaba cerrado y que quién pensábamos que éramos, que así no se hacían las cosas”. “Nos lo dijo de muy malas maneras, con gritos, una reacción lamentable”, recalca Cruz.

Después de aquella conversación, Las Kellys Barcelona “buscamos apoyos para ir”, continúa Cruz. “Los avisamos de nuestra asistencia como público, dado que no querían añadir una silla más, y para evitar que pensaran que queríamos reventar el acto”. Las Kellys fueron acompañadas por militantes de la Plataforma de Afectadas por el ICAM, Podemos Badalona y de la Coordinadora Obrera Sindical.

“No somos de nadie salvo de nosotras mismas”

“En la mesa no había ninguna camarera de piso ni ninguna intervención hizo mención a la situación laboral del colectivo, hasta que intervinimos en el turno de preguntas”. Lo hicieron con la lectura de un comunicado donde Rodríguez -Kelly y miembro de Guanyem Badalona- leía nerviosa: “No somos de nadie salvo de nosotras mismas, nosotras elegimos nuestras portavoces (…) Las Kellys es una herramienta abierta a todas las camareras de piso que buscan la unidad por encima de cualquier sigla. (…) tenemos la puerta abierta a cualquier opción que nos permita mejorar nuestra situación, pues no se trata del quién sino del cómo. Este acto se titula “Sindicalismo y nueva política” … Pues Las Kellys estamos haciendo nueva política “.

isabdn.jpg
Isabel leyendo el comunicado en el acto. En la mesa, de izquierda a derecha, los secretarios generales de Catalunya Ermengol Gassiot (CGT), Carles Sastre (Intersindical CSC) y Joan Carles Gallego (CCOO), con Carmen Martínez, militante de Guanyem Badalona y dirigente de CCOO

Las mismas trabajadoras registraron en vídeo la intervención. Al finalizar, Carmen Martínez respondió alegando que había habido una confusión: “la dificultad ha sido encontrar personas porque desconocíamos que existía una Asociación y parece que hay un conflicto interno sobre quién se autodenomina Kelly“. Martínez dice en el vídeo: “el contacto se hizo por conocimientos personales, fuimos saltando de una persona a otra”. En el vídeo no se registra ninguna otra intervención desde la mesa, ni siquiera del Secretario General de CCOO Catalunya, aunque la trabajadora anuncia que es delegada por esta central sindical desde hace dos décadas.

Contactada por La Directa, Carmen Martínez considera que “hay gente que ve fantasmas donde hay” y explica que previamente a la conversación con Las Kellys “yo personalmente fui a la presentación del libro donde contacté una camarera de piso que se presentaba como Kelly”. “Al recibir la llamada el martes decidimos que había un conflicto interno entre ellas y preferimos no contar con ninguna”. Sobre por qué no corrigieron el cartel en su difusión digital Martínez responde “que ella no lleva la difusión” y que igualmente “no es viable enmendar la difusión de un martes por un viernes”. Martínez quiere hacer mención que lo importante “es el movimiento y que sea una lucha autogestionada”, por lo que consideraron interesante contar con ellas.

La relación con el libro

La organizadora del acto se refiere a la presentación de “Las que limpian los hoteles”, un libro de Ernest Cañada que recoge testimonios de trabajadoras. Prologado por CCOO y UGT y publicado con sus correspondientes logotipos, “tiene su valor, pero la relación con el libro ha sido difícil, ya no tenemos contacto con el autor”. Cruz quiere remarcar que “Las Kellys no somos de CCOO y con cada acto de presentación del libro lo parece”. Esta identificación indirecta con el sindicato “comenzó a generar silencios incómodos en el grupo porque se suponía que en nuestro discurso de grupo el tema de los sindicatos, especialmente los mayoritarios, quedaba al margen y este espíritu no se respetó en las presentaciones públicas”.

¿Qué defienden Las Kellys?

Según Rodríguez, la razón de ser de Las Kellys es “hacernos visibles” y “decir basta”. Las camareras de piso son trabajadoras que trabajan a destajo “a 1,80€ por habitación”. El ritmo y la intensidad del trabajo hacen que los analgésicos y antiinflamatorios formen parte de su cotidianidad y también el origen de enfermedades crónicas a cambio de salarios a veces no superan los 500€/mensuales.

Las Kellys luchan para limitar la carga de trabajo, contra las horas extras gratuitas, así como por el reconocimiento de enfermedades profesionales asociadas a la realización de sobreesfuerzo continuo

El precio medio de una noche en el Hotel Arts -donde ella trabaja- es de 300 euros i tienen un buen sueldo. Pero la dinámica de explotación en el sector ha naturalizado prácticas “humillantes como estirarlas de las orejas a las trabajadoras para que trabajen más rápidamente”, según los testimonios que llegan de otros hoteles. Luchan para limitar la carga de trabajo, contra las horas extras gratuitas (“es imposible ordenar 24 habitaciones en 6-7 horas”), así como por el reconocimiento de lesiones cervicales, lumbalgias y fibromialgia como enfermedades profesionales asociadas a la realización de sobreesfuerzo continuo. Rodríguez destaca que es muy importante conseguir el derecho a acogerse a la jubilación anticipada.

Isabel Rodríguez tiene 54 años y está diagnosticada de fibromialgia, lo que la lleva a luchar también contra la política de altas médicas del ICAM, desde la Plataforma de Afectadas por el ICAM. “Este ritmo de trabajo durante muchos años es insostenible, no sólo es el ritmo trepidante, es la depresión por una frustración e impotencia continuas. No es precariedad, es esclavitud”. Termina su intervención diciendo “ellos tienen el poder, nosotros tenemos la dignidad y el respeto. Lo que nos distingue no es cómo caemos, sino cómo nos levantamos”.

Superar el victimismo y el paternalismo

Cruz valora que el tratamiento mediático de Las Kellys ha abundado en retratar al colectivo en términos de “queja y victimismo”, cuando precisamente la agrupación de las camareras de piso es de empoderamiento y visibilización con voz propia, con una tabla reivindicativa y unos mecanismos de participación interna inclusivos. “La idea es superar las siglas, conseguir unidad por encima del corporativismo”. Rodríguez destaca: “Nosotras vamos solas y cuando necesitamos algo lo buscamos, pero no consentimos nuestra instrumentalización”, para cerrar afirmando que “es más cómo se hacen las cosas, no con quién se trabaja o con quién no”.

Texto original en: La Directa, por Isabel Benítez.

Contacta con Las Kellys Barcelona

Anuncios

5 comentarios en “Las Kellys reivindican su autonomía sindical y política

    1. Hola Paqui! Si el e-mail que has hecho constar para comentar es correcto por esa vía te contactará una chica de Mallorca que está dando los primeros pasos 🙂

      De momento puedes ojear el blog para ver qué te parece 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s