La una por la otra

Tuve dos señoras en una habitación que ya se veía que iban a dar problemas. Todo por medio pero desconfiadas, durante unos días vi un reloj de oro, creo, encima de la mesita de noche y pensaba: como le pase algo me echan la culpa seguro… Y así fue.

Un día no lo encontraba la señora y vino a buscarme, yo con mucha paciencia fui y le dije de buscarlo por si se había caído, pero nada, y le digo:

¿No lo habrá guardado su amiga ?

Pero ella estaba segura que lo había cogido yo y me hizo de ir a recepción para acusarme, el compañero que me conoce de muchos años no le hizo cuenta y le dijo que estarían pendientes y cuando vio que no me llamaba la atención ni siquiera se molestó pero se aguantó.

A la tarde vino a decirme que su amiga se lo había guardado, pero ni una disculpa.

M Trini

Manda tu Historia de Kelly

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s