KELLY NO ES SINÓNIMO DE LADRONA

Es demasiado común que, dado que una Kelly tiene acceso a una habitación de cliente, se ponga en tela de juicio su honorabilidad cuando éste pierde y olvida alguna de sus pertenencias. Se da muchas veces el caso que el cliente avisa reclamando lo que luego posteriormente encuentra, pero sin embargo, el objeto se queda a vivir en la nube porque no considera necesario confirmar que apareció en un quicio de su equipaje.

Carmen era la Kelly de la planta VIP y en una de las habitaciones se alojaba una estilosa modista argentina que empezaba a dar muestras de ciertas extravagancias y lagunas mentales. En plena estancia aseguró que la camarera le había sustraído una cantidad importante de dinero.

Hay personas que cuando viajan son muy ingeniosas escondiendo sus cosas de valor y esta señora en pleno ejercicio de creatividad y compostura  descosió el bajo de la cortina para, posteriormente con el dinero dentro, hilvanar este de nuevo con tan perfecta habilidad que si no llega a recordar el hecho no hubiéramos descubierto el montante hasta que las cortinas se hubieran ido a lavar.

Si bien la Kelly no perdió en ningún momento nuestra confianza y a pesar del empeño de la señora en repararlo cuando echó mano de la aguja y el dedal, lamenté mucho el daño que sufrió injustamente su amor propio.

Gela

Manda tu Historia de Kelly

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s