La unión hace la fuerza

Ahora no trabajo por el parón invernal, pero desde abril a octubre soy camarera de pisos en Ibiza preciosa isla a la que entre la mala publicidad internacional y el turismo de borrachera se le esta haciendo un daño que vamos a tener que lamentar más pronto que tarde.


Ahora ya no se cuida al cliente como antaño, llevo 26 años en el mismo hotel y ahora sólo vale la cantidad aunque el empresario te dé el curso de calidad al cliente pronto te das cuenta que es puro trámite para obtener la Q de calidad pero en realidad lo que quiere es las habitaciones hechas cuantas más mejor y luego pedir explicaciones porque los cuestionarios de los clientes sacan baja puntuación.
Bien pues ya estábamos hartas y fuimos hablar a dirección y les dimos a elegir calidad o cantidad. Después del sermón y de no aclararnos nada les dijimos que no se les ocurriera venir con reproches ni quejas de los clientes. Fue un farol, claro, pero además de ponernos ayuda no volvieron a presentarnos ninguna queja de clientes.
Comprobado: la unión hace la fuerza. Pueden despedir a la que hable pero a toda la plantilla en el mes de agosto no. Gracias por permitir escribir en este blog.

Luisa

Manda tu Historia de Kelly

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s